Materiales para usar como acolchado de suelo.

El acolchado del suelo se ha convertido en una de las mejores técnicas o prácticas para la mejora de la estructura del suelo y el reciclaje de los restos orgánicos de la finca o huerta. La experiencia y la lógica sobre la incorporación de los diferentes tipos de materiales a utilizar, nos permite una mayor durabilidad de los mismos. Con lo cual, una mayor protección del suelo o terreno de cultivo.

Sustratos - Sustrato Bolas Arcilla Expandida 5l - Batlle

4,78  disponible
2 Nuevo Desde 4,78€
Envío gratuito
COMPRAR
blankAmazon.es
A partir de 29 noviembre, 2020 10:39 am

Características

  • Las bolas de arcilla expandidas son elementos decorativos que mejoran la filtración del agua y evitan la aparición de malas hierbas
  • Reducen la evaporación
  • Ideales para utilizar en el fondo de macetas para asegurar el drenaje
  • Peso del paquete: 1.75 kilograms
Un acolchado del suelo ofrece una amplia alternativa a la hora de proteger la tierra de cultivo, su fertilización, así como su protección climática. Clic para tuitear

Por suerte, hoy en día disponemos de diferentes investigaciones y materiales para elegir el mejor acolchado según el proyecto que tengamos entre manos.

Tipos De Material Para Uso En El Acolchado.

Acolchado de cascarilla de arroz
Cascarilla de arroz para acolchar. Aporte de Silicio de forma natural.

Por lo general el agricultor orgánico puede elegir entre dos tipos. Materiales orgánicos e inorgánicos. Dependiendo del suelo a tratar y sus características, se elige el más eficiente en durabilidad. Por ejemplo, en la resistencia a condiciones climáticas o ambientales.

También, si el suelo es poco fértil o muy fértil, procuraremos elegir un acolchado que nos procure o aporte las mejores condiciones o características para un buen mantenimiento del suelo agrícola.

Acolchados Para Suelos Muy Fértiles.

Al buen agricultor/a orgánico que disponga de un suelo super fértil, los acolchados de fácil descomposición son a veces, un buen mareo de cabeza. El principal problema es la rápida descomposición y el aporte constante de materia orgánica. Que no siempre está disponible durante todo el año.

Materiales a usar para acolchados en suelos muy fértiles.

Acolchado de paja en huertos urbanos.
Acolchado de paja en huertos urbanos

En este tipo de acolchado, además de proteger el suelo, se busca una gran durabilidad sobre el mismo. Por este motivo, se eligen restos orgánicos con una alta relación C/N y un alto contenido en lignina.

Restos de Cebada, Centeno, Algodón, Maíz, Avena, Sorgo y Trigo son materiales de alta durabilidad.

Nota: Algunos actores practican acolchados directamente con maderas nobles incorporadas directamente al suelo. Se procede a un tratamiento con esporas de diferentes tipos de setas, para una mayor aceleración en la descomposición. Además, esta madera se llena de microorganismos benéficos gracias a la humedad y captura de forma natural de diferentes tipos de hongos. Como por ejemplo el hongo trichoderma. Práctica de permacultura muy extendida en países del norte de Europa.

El uso de hojas de papel, hojas de plantas y hojas árboles se descomponen muy fácilmente. El principal motivo es su baja relación C/N y su bajo contenido en lignina.

Si a esto le sumamos la alta carga de microorganismos, lombrices y demás bichitos que componen el suelo fértil. El proceso de descomposición se acelera enormemente. Con lo cual, el suelo queda desprotegido en cortos periodos de tiempo.

Acolchados Para Suelos Poco Fértiles o Infértiles.

Los suelos con poca cantidad de materia orgánica o infértiles, son una gran oportunidad para practicar las teorías orgánicas difundidas en el portal estoesagricultura. Observaremos como mes a mes la naturaleza empieza a trabajar de forma majestuosa en la recuperación del suelo.

Materiales a usar en acolchados de suelos infértiles.

La elección de materiales a usar en acolchados de suelo infértil, tiene que ser de fácil descomposición y al mismo tiempo que aporte gran cantidad de materia orgánica, minerales y microorganismos. Comúnmente conocido como “las 3 M” en el sector orgánico.

Restos vegetales.

Los restos agrícolas de leguminosas, cultivos oleaginosos, patata, remolacha de azúcar, cáñamo y girasol son altamente recomendables por su baja relación C/N y menos contenido de lignina.

En incorporación de hojas, tomaremos como referencia las de origen de huertos orgánicos o ecológicos, bosques o zonas libres de contaminantes y las hojas que están en proceso de compostaje. Estas últimas, son muy recomendables en el acolchado para activar la microbiología del suelo.

Nota: Las hojas de las plantas de la familia “Solanaceae” tienen un alto valor en Nitrógeno y demás oligoelementos. Algunos actores, utilizan la técnica del prensado para la obtención de un biofertilizante líquido de un alto valor nutricional para las plantas y suelo. Aunque siempre se pueden incorporar verdes o debajo de cartones para mantener la relación C/N.

Restos animales.

El uso de estiércoles compostados o estiércoles debidamente deshidratados o desecados son altamente recomendables como primer acolchado. Aportan gran cantidad de materia orgánica, minerales y microorganismos benéficos al suelo.

Además, si incorporamos carbón vegetal o biochar en su composición, se aumenta la microbiota y aireación del suelo. Condiciones muy favorables para el desarrollo de todo tipo de plantas.

Acolchado con estiércol
Acolchado con estiércol de vaca. Microorganismos en estado puro.

En condiciones ambientales favorables (15 y 26º C temperatura) la descomposición se ve altamente favorecida. Acelerándose notoriamente.

Nota: El primer volcado de tierra o arado se incorpora biochar (carbón vegetal) y minerales (harina de rocas) para favorecer el establecimiento de microorganismos y la aireación del suelo.

Consejo.

Para acelerar la descomposición de materia orgánica y volver a incorporar cuanto antes más material, podemos realizar aplicaciones de bacterias ácido lácticas y agroplus casero. También, se puede utilizar lombrices californianas para acelerar la transformación del compost en humus de lombriz. Incorporando al suelo de forma natural, un abono orgánico de primer nivel.

Cara de duda para elegir acolchado.

Materiales dudosos para usar como acolchado del suelo.

Algunos materiales tienen una fama desorbitada para realizar acolchados y pueden traer grandes complicaciones en nuestro suelo de cultivo. Cambios en su biología, estructura, deficiencia de macro y micro nutrientes, plagas, etc.

Cada agricultor/a es libre de investigar y experimentar. A continuación, vamos a enumerar algunos problemas que pueden originar diversos materiales.

1º. La madera, hojas y corteza de las coníferas (abeto, enebro, pino piñonero, secuoya, sabina roma, tejo, gingo, cedro del himalaya, ciprés), al descomponerse segregan varias sustancias llamadas fenoles. Estas inhiben el crecimiento de otras plantas y acidifican el suelo. Aumentado el pH del mismo.

2º. El uso de piñas o piñas trituradas tampoco se recomienda por motivos descritos en el punto anterior.

3º. El uso de hojas de eucalipto, nogal y castaño (Las hojas de nogal y castaño pueden ser usadas si se mezclan en pequeñas proporciones con otros tipos de hojas) bloquea e inhiben el desarrollo de la vida microbiológica del suelo. Con lo cual, no recomendamos su uso.

4º. El uso de hojas de parques y jardines públicos, por desgracia están demasiado contaminadas. Esto es debido principalmente, al uso de glifosato en sus tratamientos para el control de plagas.

5º. El uso de virutas de madera consume altas cantidades de Nitrógeno disponible en el suelo. Recomendamos su compostaje con estiércoles de alto contenido en Nitrógeno.

6º. El uso de cartón consume altas cantidades de Nitrógeno. Su uso en permacultura está muy extendido, pero aplican métodos que contrarrestan la pérdida de nitrógeno. Además, su uso en estaciones húmedas aumenta mucho la humedad del suelo. Con lo cual se puede tener problemas de hongos y babosas. Recomendamos su trituración y compostaje con estiércoles con alto grado de Nitrógeno. Otro factor a tener en cuenta, es la desaparición de especies que aportan nitrógeno del aire al suelo. Como el trébol.

7º. El uso de muchos tipos cáscaras de frutos secos, al igual que los huesos de aceituna, son materiales de muy difícil descomposición. Con lo cual no recomendamos su uso. Como acolchados decorativos es otra historia. 😉

8º. Los restos de césped sin tratar, pueden ocasionar plagas por hongos y muy malos olores por putrefacción. Recomendamos su compostaje o semi compostaje para su utilización.

9º. Las hojas de cáñamo o cannabis hay que compostar con trozos de cartón o papel higiénico (si tiene restos de materia orgánica mejor) para una correcta aplicación. Si no es así, se pudren rápidamente ocasionando enfermedades de hongos y malos olores.

10º. Realizar acolchados con fibra de coco es recomendable por su aporte de materia orgánica y su alto grado de descomposición. Pero, a no ser que seamos productores de coco, este material es demasiado caro para utilizarlo como acolchado.

Materiales plásticos para usar como acolchado.

Acolchado plastico biodregradable

Actualmente son muy usados los plásticos negros o film para cubrir bancales y terrenos extensos de cultivos. Por suerte hoy en día ya se fabrican plásticos biodegradables.

El propósito en algunos casos en acelerar la germinación y crecimiento de algunas plantas (como el melón). En otros se utilizan para el control de “malas hierbas” o malezas y como métodos de desinfección del suelo (solarización).

El uso de plásticos inhibe el crecimiento de plantas aportadoras de nitrógeno (trébol, leguminosas silvestres, entre muchas). Tampoco dispondremos de las tan afamadas ortigas, tan usadas en la realización de biofertilizantes.

Referente a su efectividad también es cuestionable, sobre todo en el exterior. Ya que las condiciones meteorológicas degradan y transportan rápidamente el material.

Hortelanos que lo han utilizado, describen la proliferación de hongos y la muerte de mucha biodiversidad del suelo; lombrices, ciempiés, zapateros, etc. Son organismos benéficos para el mantenimiento del suelo.

Reciclaje plástico en el uso de acolchados.

En internet vemos cada vez mas el reciclaje mal realizado de muchos de los materiales plásticos que consumimos en la actualidad. Tanto en agricultura como en jardinería. A forma de advertencia vamos a enumerar unos cuantos.

  1. Bolsas de basura, film de cocina, plásticos de embalaje, en general, plásticos no homologados para el uso agrícola se degradan rápidamente incorporando micro plástico al suelo y al medio ambiente.
  2. La reutilización de botellas PET (refrescos, zumos, etc.) no son recomendadas para su uso en exteriores. En un corto periodo de seis meses, se descomponen rápidamente. Solamente con la acción del viento se convierte en micro plástico. Lo mismo pasa con los envases de los yogures, no los usen como semilleros. Usen mejor cartón (cartón del interior del papel higiénico y de cocina, cartón de las hueveras, hojas de higuera o platanera) ya que son biodegradables.

Conclusión.

Seguramente en la realización de este artículo se nos ha pasado por alto multitud de materiales orgánicos que se pueden usar para realizar un buen acolchado. Como cortezas de diferentes especies de árboles, materiales de última generación o simplemente restos de especies vegetales que no gozan de una buena aceptación social.

Por ello, les invitamos a que comenten sus experiencias con materiales no descritos en este post. 😉

Experiencias con nuevos materiales (Arlita)

Arlita
Fuente: arlita.es

En un afán por alargar la vida útil del acolchado, mejorar las condiciones del terreno de cultivo y depurar el agua de pozo. Pusimos en practica un acolchado a base de bolas de arcilla expandida o arlita (material muy utilizado en el sector de la construcción).

Estas las conseguimos a muy buen precio en comercios de construcción (Sacos de 40 L a 3€) con el fin de realizar una capa de entre 15 a 20 cm en un bancal de 6 X 2 m. Utilizamos 7 sacos de arlita.

El resultado nos sorprendió, ya que logramos reducir drásticamente la evaporación de humedad y el crecimiento de las “malas hierbas”. Aunque, estas siguen creciendo en menos cantidad, sobre todo la ortiga. Además, su durabilidad sobrepasa con creces el uso de paja y permite perfectamente una aireación correcta del suelo.

Por otro lado, notamos sobre todo en verano, un bajón drástico en el consumo de agua de riego. Y, comprobamos que la temperatura del suelo no era superior a 25º C, siendo en exterior más de 35º C. Es decir, la protección térmica del suelo contra el frio y el calor está asegurada con el uso de arlita.

Aportar materia orgánica se convierte en tarea fácil, ya que por medio de un cajón de cartón se recogen todas las bolas de arcilla rápidamente. Así podemos abonar con compost, humus y minerales unas dos veces al año (el bancal es de producción intensiva)

Nota: Dentro del bancal realizamos una especie de borde con cañas y malla anti pájaros por si la arlita se desplazaba por el viento o las lluvias. También, probamos a recoger las bolas de arcilla con una aspiradora de ceniza, y la verdad que tardamos un periquete y fue muy divertido.

PDF – Materiales para usar como acolchado de suelo.

Comprar Cortezas De Pino Para Acolchados.

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Deja un comentario

También te puede interesar