Caldo mineral Caldo bordelés

Cómo hacer caldo bordelés [Fungicida cuprocálcico]

Quien invento el caldo bordelés.

El caldo bordelés es un caldo mineral que fue utilizado por primera vez en el año 1.882. Fue descubierto por el fitopatólogo francés Alexis Millardet. Es un fungicida cuprocálcico con un amplio campo de acción y eficaz contra un gran número de enfermedades fungosas. Su preparación es artesanal, aunque en la actualidad ya se encuentra en el mercado en presentaciones de 1, 4 y 20 litros.

Características del caldo bordeles.

El caldo bordelés ácido tiene como constituyente activo el sulfato tetracúprico. Recién preparado es el que mejor moja las plantas.

Actúa contra el mildiu y tiene una adherencia a veces superior a los caldos neutros. Sin embargo puede producir quemaduras en los tejidos tiernos de la planta y ser más fácilmente arrastrado por las lluvias.

El caldo bordelés es de color verde azulado y vira al rojo con el papel azul de tornasol. El caldo bordelés neutro es químicamente de una alcalinidad incipiente.

La materia activa es un sulfato pentacúprico que da al líquido un color azul intenso. La acción fungicida es algo menor que la de los caldos ácidos y su persistencia también es limitada.

Puede encontrarse el punto más justo de su neutralización cuando no reacciona ni con el papel azul ni con el rojo de tornasol.

El caldo bordelés alcalino tiene como constituyentes activos compuestos básicos de cobre y cal que dan un intenso color azul al líquido.

Es menos enérgico que el ácido y el neutro pero de acción más durable. Vira al rojo con el papel de fenoltaleína y al azul con el papel rojo de tornasol.

El caldo bordelés debe aplicarse prontamente en las plantas sin guardarlo de un día para otro.

En caso de ser necesario puede estabilizar añadiendo de media a una cucharada grande de azúcar disuelta en una taza de agua, una vez hecha la mezcla cuprocálcica.

Realización de caldo bordelés al 1%

Materiales para preparar 100 litros de caldo bordelés.

  • Sulfato de cobre, 1 Kg.
  • Cal viva o hidratada (oxido de calcio o hidróxido de calcio), 1 Kg.
  • Agua, 100 litros.
  • Recipiente plástico con capacidad para 100 litros
  • Recipiente plástico con capacidad para 20 litros
  • Bastón de madera o palo para mover la mezcla.
  • Machete para probar la acidez de la mezcla.

Principios activos.

Cómo preparar caldo bordelés.

El caldo bordelés se obtiene al neutralizar una solución de sulfato de cobre con una lechada de cal y se prepara de la siguiente manera:

  1. Disolver el kilogramo de sulfato de cobre en 10 litros de agua en el balde pequeño de plástico. Para acelerar la dilución de los cristales del sulfato de cobre se aplica agua tibia (60 °C). La solución resultante del sulfato de cobre es muy ácida.
  1. En el recipiente grande de plástico disolver el kilogramo de cal hidratada o cal viva, previamente apagada en 90 litros de agua limpia.  Se apaga la cal en una vasija aparte empleando para ello solamente la cantidad precisa de agua (1 a 2 litros por kg de cal). Se la cuela con un trozo de tela para separar las impurezas granulosas que quedan en la lechada de cal.

Nota: Esta solución es fuertemente alcalina.

  1. Después de tener disueltos los dos ingredientes por separado (la cal y el sulfato) se mezclan, teniendo siempre el cuidado de agregar el preparado del sulfato de cobre sobre la cal. Nunca lo contrario (la cal sobre el sulfato) y revolver permanentemente.
  1. Comprobar si la acidez de la preparación está óptima para aplicarla en los cultivos. Se verifica sumergiendo un machete en la mezcla y si la hoja metálica se oxida (manchas rojas) es porque está ácida y requiere más cal para neutralizar, si esto no sucede es porque está en su punto para ser utilizada.
  1. Si no se tiene cal viva se puede utilizar cal apagada recientemente en cantidad un poco mayor (1 kg de cal viva equivale a 1300 g de cal apagada).

Qué controla el caldo bordelés.

Enfermedades fungosas:

  • Roya
  • Antracnosis
  • Ojo de pollo
  • Mancha de hierro del café
  • Phytophthora.
  • Mildiu velloso
  • Monilia
  • Alternaria
  • Otros hongos

Cuándo aplicar caldo bordelés.

El caldo bordelés, en algunos cultivos, se puede aplicar puro; pero en otros lo más recomendable es disolverlo con agua, para evitar «quemar” los cultivos más sensibles.

NOTA: Debe aplicarse inmediatamente después de haberse preparado

Dosis.

  • a) Para cultivos de cebolla, ajo, tomate, remolacha y otros: tres partes de caldo (75%) y una parte de agua (25%).
  • b) Para cultivos de fríjol, vainas, repollo, pepino, zapallo, coles, otros: 1 parte de caldo (50%) + 1 parte de agua (50%).
  • c) Para cultivos de tomate y papa, después que las plantas tengan 30 centímetros de altura, se recomienda aplicarlo gradualmente con intervalos que pueden variar entre 7 y 10 días con el preparado puro o con una dilución se 2 partes de caldo + 1 parte de agua.

Observación: Para los cultivos de papa, tomate, plátano y café, en pleno desarrollo vegetativo, el caldo se puede aplicar puro.

Otras aplicaciones caldo bordelés al 1%

Cuándo aplicar caldo bordelés en frutales.

Cítricos.

Controla la verrugosis y el paño fungoso o fieltro.

Para su control se deben pulverizar los árboles después de cada floración y en los casos más graves se puede mezclar el caldo bordelés con un aceite mineral o vegetal para aumentar su eficiencia.

También cuando los daños en los árboles son de grandes proporciones se pueden hacer dos pulverizaciones, una antes de la floración y la otra cuando se calcula que 2/3 de los pétalos de las flores hayan caído.

Guayaba.

Controla principalmente las royas y pecas.

Se puede alternar con el caldo sulfocálcico. Se aplica en condiciones climáticas de alta humedad y temperaturas amenas, donde la enfermedad se ve favorecida para su desarrollo.

Mango.

Controla principalmente la antracnosis.

Se pulverizan los árboles antes de la floración, cuidando de mojar muy bien todas las hojas (cobertura total). Una segunda pulverización se debe realizar durante el florecimiento.

A partir de este momento se puede continuar con pulverizaciones cada 15 ó 20 días, de acuerdo con las condiciones del tiempo y la incidencia de la enfermedad.

Fresas.

Controla principalmente la antracnosis.

Se aplica el caldo bordelés hasta el inicio de la floración, después se sustituye por aplicaciones del Caldo sulfocálcico. También se puede utilizar una mezcla de 0,5 (medio) litro de caldo bordelés + 1,5 (un litro y medio) de caldo sulfocálcico en 100 litros de agua.

Cereza, manzana, durazno, pera y ciruela.

Controla enfermedades fungosas, principalmente la entomosporiosis.

Pulverizar con caldo bordelés o caldo sulfocálcico principalmente después de la poda, hasta el inicio de la formación de los frutos.

Higo.

Controla principalmente la roya.

Se hacen aplicaciones desde la yema hasta la maduración de los frutos. En el período de poda y poscosecha se pueden tratar los árboles con pasta y caldo sulfocálcico.

Recomendaciones para usar caldo bordelés.

  • Preferiblemente preparar el caldo para el uso inmediato.
  • No mezclar el caldo con las manos, hacerlo con bastones de madera.
  • Usar el caldo máximo en los tres días siguientes a su preparación.
  • No utilizar recipientes metálicos para su preparación.
  • No hacer aplicaciones de caldo en plántulas muy pequeñas, recién germinadas y en floración.
  • Para la aplicación del caldo bordelés no se deben utilizar equipos con los cuales se hayan aplicado venenos en los cultivos.
  • No existe receta única. Haga uso de la creatividad y elabore sus propios controles alternativos combinando muchas posibilidades.

Un caldo bordelés muy denso (consistencia de pintura para paredes) forma la llamada pasta bordelesa.

¿Qué es la pasta bordelés?

Se trata de una pasta hecha a base de sulfato de cobre y cal. Se emplea, principalmente, para desinfectar los cortes en los árboles que se han podado o que han sufrido cirugías porque muchos tejidos estaban podridos o lesionados, como sucede con la gomosis de los cítricos.

Por otro lado, esta pasta también se puede usar para pincelar los troncos, las ramas más gruesas y la base de muchas raíces que están expuestas sobre el suelo, con la finalidad de evitar futuras enfermedades. Esta pasta es excelente para ser recomendada en el cultivo del café después de las podas y las socas (podas drásticas que sufren los cafetales para su renovación).

La preparación de esta pasta bordelés obedece al mismo procedimiento usado para preparar el caldo bordelés original al 1 %

Cómo hacer pasta bordelesa.

Mezclar en un cubo 1 kg de sulfato de cobre, 2 kg de cal viva y 12 litros de agua. Remover bien hasta crear una pasta densa pero flexible.

Almacenamiento.

Se puede almacenar máximo por tres días.

Fuentes originales:

El A, B, C de la agricultura orgánica y harina de rocas. Por Jairo Restrepo Rivera.

Control de plagas en los cultivos. Por Manuel Suquilanda Valdivieso.

Ministerio de agricultura de Ecuador.

Cómo preparar caldo bordelés pdf

Productos recomendados

20,86€
in stock
2 Nuevo Desde 20,86€
Amazon.es
55,35€
55,45
in stock
1 Nuevo Desde 55,35€
Amazon.es
Envío gratuito
40,53€
64,35
in stock
9 Nuevo Desde 36,77€
1 Usado Desde 37,69€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 15 enero, 2020 2:25 am
¡Valora nuestro trabajo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

1 comentario en “Cómo hacer caldo bordelés [Fungicida cuprocálcico]”

Deja un comentario

También te puede interesar

¡¡¡¡ opss !!!

Nuestro trabajo se financia en parte, por los anuncios publicitarios. Ayúdanos a seguir adelante desactivando https://estoesagricultura.com en tu ad-blocker del navegador. GRACIAS