Caldo sulfocálcico

Cómo Hacer Caldo Sulfocálcico.

El caldo sulfocálcico fue empleado por primera vez para bañar animales vacunos contra la sarna. Siendo solamente en 1889, en California, comprobada su viabilidad como un producto con características insecticidas. En 1902 esta mezcla pasó al dominio popular y, a partir de esa época, comenzó a ser ampliamente divulgada y usada. Principalmente para el control de cochinillas, ácaros, pulgones y trips.

Como fungicida figura en primera línea y para su preparación hay numerosas fórmulas. En 1852 Grison sugirió el uso de una solución preparada, hirviendo cal apagada y azufre en aguas y dejando luego decantar la mezcla.

Esta solución se conoció por mucho tiempo como “Agua Grison” y fue la precursora del polisulfuro con azufre y cal, que por ebullición en agua, entran en solución.

¿Qué Es El Caldo Sulfocálcico?

Caldo sulfocálcico realización
Caldo Sulfocálcico artesanal
Fuente: elhuertodeeli.com

El caldo sulfocálcico es un caldo mineral que al momento de su aplicación está constituido principalmente por polisulfuros y tiosulfato de calcio. Después de la aspersión en la superficie foliar estos compuestos se convierten rápidamente en azufre elemental y algunos compuestos no fungitóxicos.

Este producto tiene una acción fungitóxica debido al azufre elemental formado. Trabajos a nivel del metabolismo del hongo revelan que ciertas formas de azufre, incluyendo el ácido sulfhídrico y los polisulfuros, tienen un mecanismo de acción tóxica por la acumulación de algunos ácidos metabólicos orgánicos que producen la inactivación de una o más enzimas en ciertos procesos metabólicos.

La fosforilación oxidativa sería disminuida, iniciándose la acumulación de adenosina difosfato (ADP) y fosfato inorgánico. Que son reguladores metabólicos, lo que aumenta la oxidación de los sustratos endógenos para formar mayor cantidad de adenosina trifosfato (ATP). Pero la adición de azufre competitivo causa una disminución de la asimilación de oxígeno. Los sustratos son agotados lentamente y la ATP requerida para el metabolismo no se forma en cantidades suficientes.

El organismo se ve rápidamente desposeído de su energía almacenada en forma de carbohidratos, ácidos grasos y otros compuestos energéticos, lo que sumado a la poca disponibilidad de lípidos y ácidos nucleicos afecta a las esporas y estas mueren.

El azufre es tóxico como fumigante e insecticida en aspersión (por contacto). No obstante, el azufre elemental puede actuar como veneno vía estomacal. Los componentes volátiles y no volátiles penetran también el cuerpo de los insectos y su sistema respiratorio. En Estados Unidos, Alemania, Colombia, México y Ecuador se incluye al azufre elemental en diferentes formulaciones para el control de algunos organismos nocivos.

Cómo Preparar Caldo Sulfocálcico.

Ingredientes:

  • 20 kg de azufre
  • 10 kg de cal (de preferencia)
  • 1 tina metálica con capacidad para 100 litros
  • 1 fogón de leña
  • 100 litros de agua

Principios activos:

Paso a Paso Para La Elaboración del caldo sulfocálcico.

1º.- En un fogón de leña se coloca hervir el agua en el recipiente metálico, manteniendo constante el volumen de agua.

2º.- Después que el agua esté hirviendo, agregarle el azufre y simultáneamente la cal con mucho cuidado, principalmente con el azufre, pues en contacto directo con las llamas del fogón es inflamable. Otra alternativa es mezclar en seco, tanto la cal como el azufre en un recipiente, para luego agregarlo lentamente al agua que está hirviendo.

3º.- Revolver constantemente la mezcla con el mecedor de madera durante aproximadamente 45 minutos a una hora.

Recomendación.

Cuanto más fuerte sea el fuego, mejor preparado quedará el caldo.

4º.- El caldo estará listo cuando, después de hervir aproximadamente 45 minutos a una hora, se torna de color vino tinto o color teja de barro, o color ladrillo. Dejarlo reposar (enfriar), filtrar y guardar en envases oscuros y bien tapados, se les debe agregar de una a dos cucharadas de aceite (comestible) para formar un sello protector del caldo, evitando con esto su degradación con el aire (oxígeno) del interior de los recipientes. Guardar por tres meses y hasta un año, en lugares protegidos del sol.

5º.- Después de retirar todo el caldo del recipiente metálico donde se preparó, en el fondo del mismo sobra un sedimento arenoso de un color verde amarillento, como resultado de los restos del azufre y la cal que no se mezclaron durante la preparación del caldo. Este subproducto no se debe descartar, por el contrario, constituye lo que denominamos pasta sulfocálcica, la cual debe homogenizarse y guardarse en recipientes bien cerrados, con un poco de aceite para protegerla de la degradación que puede sufrir.

Observaciones.

No olvidarse de mantener constante el volumen del agua del caldo, durante todo el tiempo que hierve la mezcla. Para esto, con una vasija se repone poco a poco el volumen del agua que se va evaporando.

Caldo sulfocálcico Final
Resultado final caldo sulfocálcico
Fuente: Twitter – @Tomisa12

Pasta Sulfocálcica como resultado en la realización de caldo sulfocálcico.

La pasta sulfocálcica es un producto extra que obtenemos en la realización del caldo sulfocálcico. Clic para tuitear

Después de retirar todo el caldo del recipiente metálico donde se preparó, en el fondo del mismo sobra un sedimento arenoso de un color verde amarillento, como resultado de los restos del azufre y la cal que no se mezclaron durante la preparación del caldo.

Este subproducto no se debe descartar, por el contrario, constituye lo que denominamos pasta sulfocálcica, la cual debe homogenizarse y guardarse en recipientes bien cerrados, con un poco de aceite para protegerla de la degradación que puede sufrir.

Finalmente, esta pasta se destina para ser empleada en el tratamiento de troncos y ramas de árboles que estén atacados principalmente por cochinillas, brocas o taladradores y árboles que hayan sufrido podas o que también estén sufriendo el mal del cáncer, principalmente en los cultivos de aguacate, mango y cítricos.

¿Cómo Se Usa La Pasta Sulfocálcica?

Para auxiliar la protección de árboles recién podados y estimular la cicatrización de los mismos, se recomienda mezclar un kilogramo de pasta sulfocálcica en dos litros de agua. Su aplicación es directamente sobre las partes afectadas y se hace con una brocha o un pincel grueso.

Con la finalidad de controlar la cochinilla y repeler muchos insectos, se recomienda, con el auxilio de una brocha o pincel, pintar los troncos y las ramas de los árboles que estén o puedan ser afectados. Para este fin, se diluye un kilogramo de pasta sulfocálcica en tres litros de agua. Investigue otras formas de darle utilidades a este subproducto.

Esta pasta sulfocálcica también sirve para auxiliar la rápida recuperación de árboles frutales cuyos troncos y ramas se encuentren cubiertos por mucho musgo y líquenes, para lo cual se recomienda limpiar los árboles con un cepillo de acero y luego pincelarlos con la pasta sulfocálcica.

¿Qué Plagas Controla El Caldo Sulfocálcico?

  • El caldo sulfocálcico permite la prevención y el control de plagas y enfermedades de los cultivos funcionando como fungicida, insecticida y acaricida.
  • Actúa sobre agentes microorgánicos que producen enfermedades en los cultivos, entre los que se encuentran: Sphaerotheca pannosa, Sphaerotheca fuliginea, Sphaerotheca humili, Sphaerotheca morsuvae, Microsphaera gros-sulariae, Microsphaera  quercina, Microsphaera  alphitoides, Podosphaera leucotricha, Podosphaera clandestina, Podosphaera tridactyla, Oidium mangiferae, Oidium caricae, Oidium heveae, Oidium tingitaninum, Erysiphe graminis, Erysiphe cruciferarum, Erysiphe betae y Erysiphe heraclei.
  • Enfermedades fungosas de la cebolla, el fréjol y el aguacate
  • Trips
  • Ácaros en cebolla y ajo

NOTA: Este bioinsumo es efectivo para el control de manchas foliares, royas, bacteriosis, hongos endófitos, mildiu y antracnosis.

Caldo Sulfocálcico Dosis y Aplicación.

Aplicaciones al follaje de los cultivos con una dilución de 3 a 5 ml por litro de agua, con una frecuencia de 8 a 15 días, según la incidencia de la plaga.

Se aplica en cultivos de frutas, flores, cítricos, café, cacao, uva, papa, arbustos ornamentales, hortícolas, etc.

  • Para enfermedades en cebolla, fríjol, habichuela, diluya de ½ litro a un litro de caldo sulfocálcico en 20 litros de agua.
  • En frutales, para el control de ácaros, diluya 2 litros de caldo por 20 litros de agua, principalmente para la citricultura.
  • Para trips en cebolla, ajo y otros cultivos, diluya ¾ de litro en 20 litros de agua.
  • Para trips del fríjol y del tomate diluya un litro de caldo para 20 litros de agua.

El preparado artesanal se aplica directamente al follaje de los cultivos utilizando un equipo de fumigar manual o eléctrico.

Recomendaciones De Uso Del Caldo Sulfocálcico.

  • No fumigar o aplicar este caldo en los cultivos de fríjol, habichuela, haba u otras leguminosas cuando estén florecidas.
  • No aplicar a plantas de la familia cucurbitácea (pepino, sandía, melón, calabaza), en la mayoría de los casos las quema.
  • Este caldo es un fungistático de uso preventivo por lo que debe aplicarse antes de la aparición de la enfermedad.
  • Las aplicaciones deben hacerse cada 10 días.
  • Se puede alternar con aplicaciones de caldo bordelés.
  • Envasar el producto en frascos oscuros (mate) de 1,4 hasta 20 litros poniendo 1 a 2 cucharadas de aceite comestible en cada frasco para evitar la degradación del producto.
  • Es aconsejable que cuando se maneje o aplique este producto se usen equipos de protección adecuados (overol, lentes, mascarilla, gorra, guantes y botas de hule).
  • Se debe evitar el contacto con los ojos y la piel y no comer, beber o fumar mientras se maneja el producto.
  • Después de aplicarlo es necesario bañarse y ponerse ropa limpia.

Nota: El azufre es un excelente acaricida, y en muchos casos se comporta como un controlador de algunos insectos, como pulgones, coleobrocas o taladradores, huevos y gusanos de muchas mariposas.

En ganadería se utiliza como un excelente controlador de la garrapata y en la producción de cabras se emplea en el control del piojo.

El caldo sulfocálcico, por sus múltiples modos de actuar (repelente, nutricional, acaricida, fungicida e insecticida) es fundamental emplearlo en diferentes concentraciones, para cada caso específico.

Lo mejor es comenzar a experimentarlo y observar los resultados para luego extenderse. No olvide crear y difundir nuevas formulaciones y experiencias.

¿Donde Almacenar El Caldo Sulfocálcico?

Para una buena conservación se recomienda proteger los bidones en naves y bodegas frescas y aireadas.

No más de 45 días después de su realización.

Cómo Perfeccionar La Eficiencia Del Uso Del Caldo Sulfocálcico.

Una vez preparado el caldo sulfocálcico, lo dejamos en reposo por algunas horas para que se enfríe, luego lo filtramos y, antes de envasarlo, podemos medir su concentración con un areómetro o hidrómetro de Baumé, que fácilmente se encuentra en el comercio a bajos precios.

Esta medición de la concentración del caldo tiene la finalidad de hacerlo más eficiente en su uso para algunos cultivos.

La medición se realiza introduciendo en el caldo el areómetro o hidrómetro, el cual es un tubo de vidrio con escala. Una preparación de buena calidad puede oscilar entre 25° y 33° Baumé, la cual se le denomina preparación matriz y a partir de la misma se realizan los cálculos para mezclarla con agua, para su pronta aplicación.

A nivel universal, se trabaja con la escala de 32° Baumé como referencia patrón de un caldo matriz, a partir del cual se hacen las demás diluciones en agua.

Nota: Si quieres saber todas las formulaciones que se pueden hacer con este caldo mineral, te recomendamos la lectura del Pdf; El A, B, C de la agricultura orgánica y harina de rocas. Del autor Jairo Restrepo Rivera. Lo puedes conseguir en su web desde el siguiente enlace:

Fuentes originales:

  • El A, B, C de la agricultura orgánica y harina de rocas. Por Jairo Restrepo Rivera.
  • Control de plagas en agricultura. Por Manuel Suquilanda Valdivieso.
  • Ministerio de agricultura de Ecuador.

#4 videos imprescindibles sobre la realización del caldo sulfocálcico

Impartido por los mejores instructores de agricultura orgánica

Caldo sulfocálcico pdf

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

9 comentarios en “Cómo Hacer Caldo Sulfocálcico.”

  1. excelente formulación, me surge una pregunta a las plantas en las que no se puede aplicar el caldo. que otro caldo se puede elaborar para reemplazarlo?.
    ¿se puedede aplicar en cultivo de lulo? gracias.

    Responder
    • Hola Alfonso. Siempre puedes aplicar el azufre en polvo con algún atomizador. El lulo entendemos que es un fruto tropical. De momento no tenemos información, pero puedes probar con algún testigo a ver como responde. Siempre recomendamos las mezclas de menos a más en especies no probadas. Un saludo y gracias por comentar.

      Responder
  2. Hola, este caldo sulfocálcico se puedo aplicar en plantas de tamarindo para prevención de OIDIUM y también para atacar en caso de algunas plantas que ya lo tengan? Cuál sería la dilución aproximada?

    Responder

Deja un comentario

También te puede interesar