Cómo hacer abono Bocashi.

Cómo hacer abono Bocashi [Abono orgánico]

Bocashi es un abono orgánico que resulta de la fermentación aeróbica de desechos de carácter vegetal y animal al que se pueden agregar elementos minerales para enriquecerlo (cal, roca fosfórica, sulfato doble de potasio y magnesio, zeolita) y microorganismos autóctonos para activar el proceso fermentativo.

Cubo Bocashi

Compostador para Cocina, Color Negro y Verde

62,99  disponible
2 Nuevo Desde 62,99€
COMPRAR
Amazon.es
A partir de 12 agosto, 2020 4:57 am

Características

  • JUEGO DE INICIACIÓN: incluye todo lo necesario tanto para los principiantes como para los usuarios más experimentados.
  • MICROORGANISMOS EFICACES: debido a los microorganismos en el salvado EM, los residuos no se pudren y conservan vitaminas y minerales y, posteriormente a la fermentación, se forma una base de compost de primera calidad.
  • VENTAJAS DE USAR EL JUEGO: mientras el proceso completo de fermentación se lleva a cabo en uno de los compostadores, puede desechar sus residuos en el otro.
  • DIMENSIONES DEL COMPOSTADOR: 38 x 27 x 32 cm (alto x ancho x largo), volumen: 16 L, material reciclado, materiales respetuosos con el medio ambiente, fabricado en la UE.
  • CONTENIDO DEL JUEGO: 2 compostadores, 1 Kg. de salvado EM, accesorios (1 paleta niveladora, 2 filtros de drenaje, 1 cuchara dosificadora 1 vaso escurridor) y 1 instrucciones de uso.

El bocashi es producto de una tecnología muy antigua utilizada por los agricultores japoneses por considerarlo un abono muy seguro y eficiente. Contiene los elementos necesarios para la nutrición de las plantas, así como una alta carga de microorganismos benéficos.

El método para la producción de bocashi es muy variable por lo que no existen recetas exclusivas. Cada agricultor puede inventar la mejor manera de producirlo utilizando recursos locales.

Su fabricación debe hacerse en lo posible en recintos cerrados que tengan el piso recubierto de cemento o de tierra bien afirmada o sobre material plástico para evitar al máximo la acumulación de humedad. Buscando el proceso de fermentación.

Combinar diversos tipos de materiales orgánicos, controlar correctamente la temperatura y la humedad y mantener la fermentación con olor agradable, son algunos de los secretos en la elaboración de abono bocashi. Clic para tuitear

Ventajas del abono Bocashi.

  1. Abono de producción rápida (no más de 3 semanas)
  2. Su aporte de microorganismos, materia orgánica y minerales. Comúnmente conocido como las “tres emes”.
  3. Sus nutrientes se encuentran disueltos en el efluente que resulta del proceso fermentativo y son de fácil asimilación para las raíces de las plantas.
  4. Sus diferentes aplicaciones, ya sea como abono de nuestros cultivos o para la realización de otros fertilizantes por su alto contenido en minerales y microorganismos.
  5. Es además un material de fácil manipulación.

Componentes y sustitutos necesarios para realizar Bocashi.

De entre la variedad de los muchos componentes con los que se puede hacer el Bocashi, vamos a elegir los mejores, para la obtención de una calidad inmejorable.

  • Agua. El agua es muy importante, debe ser de lluvia u osmotizada. Si tienes un río cerca o un lago de agua dulce, pues la calidad aumenta.
  • Levadura fresca. La podremos conseguir en las grandes superficies o en panaderías de toda la vida.
  • Melaza. Preferentemente usaremos la melaza obtenida de la caña de azúcar (color negro petróleo y olor dulzón). Si no disponemos de esta materia, podremos sustituirla por azúcar moreno, panela o azúcar normal.
  • Tierra de bosque o tierra negra. Usaremos una tierra rica en arcillas, preferentemente que este bien seca; sin humedad.
  • Estiércol. Se pueden usar varios estiércoles como el de vaca, oveja, gallinaza, etc. Si no disponemos de estiércol, lo podremos producir nosotros mismos con las técnicas de pasto fermentado o pasto ensilado.
  • Cascarilla de arroz o polvillo de arroz. Partiendo que es el mejor material para la producción del Bocashi, lo podremos sustituir por; Salvado de trigo o maíz.
  • Carbón vegetal. El carbón vegetal lo podremos comprar en cualquier gran superficie comercial o si lo prefieres lo puedes crear tú mismo con la técnica del biochar.
  • Paja. Preferentemente que este bien triturada y libre de contaminantes.
  • Harina de roca. Este componente lo podremos encontrar en tiendas especializadas de abonos y jardinería.
  • Ceniza. Para la obtención de la ceniza, las maderas tienen que ser puras, no debe ser maderas tratadas como contrachapados, m, compuesta, etc.
  • Carbonato de calcio (cal agrícola). Lo podemos conseguir en centros especializados en agricultura.
  • Microorganismos autóctonos (EMA). De fácil obtención y activación. Disponemos de manuales dentro del portal EEA.

Estiércoles en formato pelet

Cómo hacer bocashi casero.

El proceso de producción de bocashi en cantidades mínimas, para hacer bocashi casero y se pueda realizar con un mínimo de calidad es el siguiente:

Bocashi ingredientes:

  • Cascarilla de arroz – 2 sacos (80 l)
  • Estiércol – 2 sacos (80 l)
  • Tierra – 2 sacos (80 l)
  • 5 kg de salvado de arroz.
  • Saco (80 l) de carbón vegetal.
  • 5 kg de tierra de bosque.
  • Litro de melaza (1 litro)
  • 100 Gr de levadura.
  • 15 a 20 litros de agua.

Bocashi preparación.

  1. En unos tres litros de agua templada (para no matar a los microorganismos de la levadura) vamos a echar la melaza y la levadura. Removemos bien hasta que todos los componentes estén disueltos. Añadimos más agua y removemos.
  2. Vamos a ir añadiendo los componentes de tal forma que creemos capas unas sobre otras, entre tres a cinco centímetros. Empezando por extender una capa de cascarilla de arroz. Seguimos con una capa de estiércol. Otra capa de tierra. Seguimos con el salvado de arroz. Otra capa de harina de rocas y ceniza. Y finalizamos con otra capa de tierra o Bocashi maduro. Entre capa y capa regamos con la solución del apartado 1, preferentemente con la mano o una regadera de jardín.
  3. Repetimos la operación del apartado 2 hasta obtener una pila que no supere el metro veinte de altura.
  4. Una vez hecha la pila, la dejamos reposar y vamos midiendo con un termómetro su temperatura. Cuando el Bocashi alcance unos 60º o 65º, empezamos hacer volteos con una pala. Uno por la mañana y otro por la tarde, hasta que veamos que la temperatura de la pila desciende.
  5. Una vez que la temperatura ha descendido, voltearemos la pila dejándola a una altura de entre 30 a 50 centímetros.
  6. Nos daremos cuenta que el Bocashi está hecho, cuando la temperatura no ascienda y torne a un color grisáceo oscuro.

Cómo preparar bocashi en grandes cantidades.

Mezcla 1. Para elaborar 1 tonelada de abono bocashi:

  • Tierra virgen (de bosque o tierra negra) – 400 kg
  • Salvado de trigo, cebada o granza de quinua – 200 kg
  • Gallinaza o estiércol de cuyes o conejos – 250 kg
  • Polvillo de arroz – 50 kg
  • Carbón molido – 50 kg
  • Roca fosfórica – 50 kilos
  • Melaza – 1 litro
  • EMA – 1 litro o 340 g de levadura para pan
  • Agua de acuerdo a la prueba del puñado
  • Mezcla 2

Mezcla 2. Para elaborar 1 tonelada de abono bocashi:

  • Tierra virgen – 100 kg
  •  Raquis o pinzote de banano (picado) – 250 kg
  •  Bovinaza o porquinaza – 250 kg
  •  Cascarilla de arroz o pulpa de café – 200 kg
  •  Desechos de camarón o pescado – 100 kg
  •  Polvillo de arroz – 50 kg
  •  Carbón molido – 50 kg
  •  Melaza – 1 litro
  •  EMA – 1 litro o 340 g de levadura para pan
  • Agua de acuerdo a la prueba del puñado

Tres formas de hacer abono bocashi.

1º- Forma.

  • Se van apilando, humedeciendo e inoculando (con EMA o levadura + melaza) los ingredientes (orgánicos y minerales) a medida que van llegando.
  • Se homogeneiza la mezcla agregando agua hasta obtener la humedad recomendada (50 a 60 %).
  • Finalmente se extiende la mezcla formando eras de 1 a 1,50 m de ancho por de 0,50 m de alto.

2º- Forma.

  • Se mezclan todos los ingredientes en seco y en una última volteada se agrega el agua a toda la masa hasta obtener la humedad adecuada al mismo tiempo que se hace una inoculación (con EMA o levadura + melaza).
  • Para concluir el proceso de fabricación se extiende la mezcla formando eras de 1 a 1,50 m de ancho por 0,50 m de alto.

3º- Forma.

  • Se subdividen todos los ingredientes en proporciones iguales en 2 o 3 montones para facilitar su mezcla.
  • Se procede a su humidificación e inoculación.
  • Al final se juntan todos los montones formando una sola masa uniforme que luego se extenderá en el piso como en los casos anteriores.

Recomendaciones.

  • Una vez que se ha extendido la mezcla, es recomendable cubrirla con sacos de fibra o con una capa de paja durante los 3 primeros días de la fermentación a fin de acelerar este proceso.
  • La temperatura de los ingredientes tiende a subir rápidamente a partir del segundo día por lo que es necesario controlarla diariamente utilizando un termómetro.
  • No es recomendable dejar que la temperatura sobrepase los 50 ºC pues los microorganismos benéficos empiezan a sucumbir.
  • Para controlar esta situación se debe voltear la mezcla 2 veces diarias (en la mañana y en la tarde) para airearla y bajar así la temperatura.
  • Otra buena práctica para evitar que la temperatura suba en exceso es rebajar gradualmente la altura del montón a partir del tercer día hasta lograr una altura de aproximadamente 20 cm al octavo día.
  • De ahí en adelante la temperatura del abono empieza a decrecer y luego a estabilizarse siendo necesario revolverlo una sola vez al día.
  • Entre los días 12 y 15 el bocashi ya ha logrado su maduración y su temperatura es igual a la temperatura ambiente.
  • Su color es gris claro, tiene un olor agradable (a tierra de montaña) y tiene un aspecto de polvo arenoso y de consistencia suelta.
  • En estas condiciones el abono está listo para ser aplicado o empacado en sacos de polipropileno y almacenado para su posterior expendio.
  • Cuando se logra manejar adecuadamente el proceso de fermentación, la fabricación del bocashi puede durar de 7 a 15 días y como máximo 3 semanas.

Uso y manejo del bocashi

Este abono fermentado puede usarse tanto en cultivos de ciclo corto (hortalizas, granos) como en cultivos bianuales y perennes (banano, café cacao, frutales) así como en la elaboración de sustratos para almácigos, en el trasplante de plántulas y en cultivos ya establecidos. Las cantidades a aplicarse varían en función de los análisis de suelo previos y de los requerimientos nutricionales de los cultivos.

Elaboración de sustratos con bocashi.

Para la elaboración de sustratos para almácigos o para llenar macetas se sugiere utilizar un bocashi bastante suelto y cernido. Se puede mezclar con otros medios en diferentes porcentajes, por ejemplo:

90 % de tierra seleccionada + 10 % de bocashi o 60 % de tierra seleccionada + 40 % de bocashi.

Trasplantes.

Si se trata de hortalizas a raíz desnuda o en pilón (pan de tierra), al momento del trasplante se hace un abonado directo en el hoyo donde se va a colocar la plántula. A continuación, se cubre con un poco de tierra para que la raíz no entre en contacto directo con el abono ya que al tratarse de un fermento esta se puede quemar.

Se debe proceder de la misma manera en el caso del trasplante de plantines (café, cacao, frutales, ornamentales, etc.). Las dosis recomendadas para hortalizas se presentan en la siguiente tabla.

Dosis sugeridas para abonar cultivos de hortalizas con Bokashi

CultivoAl trasplante (gr/planta)Primer reabonado (gr/planta)Segundo reabonado (gr/planta)
Tomate100 (en la base)125 (a la floración)150 (después de la cosecha)
Pimiento80 (en la base)100 (a la floración)100 (después de la cosecha)
Calabacín30 (bajo semilla)100 (a la floración)
Cebolla30 (en la base)60 (a los 60 días)
Lechuga30 (en la base)50 (al aporque)
Fréjol o vainita30 (bajo la semilla)50 (al aporque)
Col, coliflor80 (en la base)120 (al aporque)

Nota: El tomate y el pimiento tienen varias cosechas durante su ciclo de productivo.

En siembras directas.

Se hace el abonado directamente en el surco o en el hoyo donde se va a depositar la semilla (granos, hortalizas) o la parte vegetativa que se quiere reproducir (colinos, bulbos, tubérculos) tapando el abono con tierra para evitar el contacto directo.

En cultivos establecidos.

En cultivos de hortalizas se puede volver a realizar de 2 a 3 abonados colocando el abono en banda lateral o alrededor de las plantas al momento de la labor de aporque.

Cultivos de café, cacao, banano y ornamentales se pueden hacer de 3 a cuatro ciclos por año colocando el abono alrededor de las plantas o en media luna delante del hijo para el caso del banano.

Cualquiera de estas aplicaciones se debe procurar tapar el abono con tierra o con desechos de la plantación para evitar su lavado o arrastre por efecto del riego o de las lluvias.

Almacenamiento del abono Bocashi

Por ser el bocashi un abono con elevada carga microbiana se lo deberá proteger siempre de la acción del sol ya que los rayos ultravioletas pueden anular esa actividad.

Si se lo va a almacenar se debe buscar un recinto cerrado, fresco y aireado para evitar que se reseque demasiado, pierda nutrientes (por lavado o volatilización) o su carga microbiológica. En estas condiciones el bocashi puede almacenarse hasta por 3 meses.

Al ser un producto vivo, orgánico, es recomendable no tenerlo almacenado más de seis meses. Si su uso va ser para fertilizar cultivos, no abonar si el bocashi tiene más de dos meses.

Cómo hacer bocashi liquido o caldo bocashi.

El bocashi liquido o caldo de bocashi es una preparación que resulta de macerar una porción de bocashi sólido con gallinaza, polvillo de arroz, EMA y melaza o miel de panela.

Cuando se inicia una producción orgánica en suelos que han sido sometidos a la práctica de monocultivos y a la aplicación sostenida de fertilizantes y pesticidas de origen sintético, es necesario ayudar al crecimiento de las plantas mediante estrategias basadas en la aplicación foliar de algunos abonos líquidos preparados de manera orgánica.

Estos abonos líquidos tienen en dilución una serie de nutrimentos esenciales para el desarrollo de las plantas (aminoácidos y vitaminas) y muchos microorganismos que las protegen del ataque de patógenos e insectos dañinos. Así, mientras el campo se está recuperando con la aplicación de abonos orgánicos sólidos aplicados al suelo, los abonos líquidos ayudan a obtener una buena cosecha desde el principio.

Es el caso del bocashi líquido cuya preparación se presenta a continuación.

Cómo preparar bocashi liquido.

Materiales para la elaboración del bocashi liquido

  • Recipiente de plástico con capacidad para 200 litros
  • Bocashi sólido 12,5 kg
  • Gallinaza fresca 12,5 kg (sin cama)
  • Polvillo de arroz 12,5 kg
  • Litros de EMA 6,25
  • Litros de melaza, miel de caña o miel de panela 12,5
  • Agua limpia 140 litros
  • Pedazo de lona o 1 saco para tapar el recipiente
  • Palo para agitar
  • Cernidera o colador

Elaboración del bocashi liquido.

  1. Colocar en el recipiente plástico todos los ingredientes sólidos y líquidos;
  2. Cubrir el recipiente con un pedazo de lona o un saco para que no entren polvo ni moscas;
  3. Al día siguiente agitar y mezclar los ingredientes con un palo repitiendo la operación cada 6 horas aproximadamente;
  4. Continuar con la misma labor señalada en el literal c;
  5. Observar que la mezcla empiece a cambiar de olor y de color (agridulce/ marrón);
  6. Cuando la mezcla huele de manera agradable y produce muchas burbujas, el abono está listo. Esto ocurre al cabo de 8 días de iniciado el proceso;
  7. Cernir la mezcla utilizando un colador elaborado en un marco de madera con tela metálica. Envasar el producto en recipientes de color oscuro y guardarlo tapado en un lugar fresco, seco y oscuro.

Uso y manejo del bocashi liquido.

  • El bocashi líquido es un producto vivo por lo que se debe aplicar tan pronto se haya terminado su preparación, ya que a medida que el tiempo pasa va perdiendo su poder microbiano y su valor fertilizante.
  • No se lo puede guardar por más de 15 días.
  • Se puede aplicar foliarmente o al suelo con el auxilio de una regadera o a través del sistema de riego (goteo o aspersión).
  • Para hortalizas de hojas se recomienda hacer aplicaciones foliares de acuerdo al estado del cultivo en dosis de 40–100 ml/20 litros de agua.
  • Para cultivos como col, repollo, ajo y cebolla 100–200 ml/20 litros de agua.
  • Como vitalizador del suelo se puede aplicar a través del sistema de riego en dosis de 2,5–5 litros por cada 200 litros de agua.

Los abonos líquidos orgánicos son potentes biofertilizantes que ayudaran a nuestros cultivos o cosechas a desarrollarse plenamente. Obteniendo cosechas abundantes, sanas y mucho mas nutritivas que si hubiésemos abonado con fertilizantes químicos.

Video cómo hacer abono Bokashi líquido

Gracias al canal FUNDESYRAM

Fuentes consultadas.

Libro de agricultura orgánica de Manuel Suquilanda.

Canales de youtube.

Como hacer Bocashi pdf

¿Dónde comprar componentes para producir bocashi?

Aquí les dejamos algunos productos para la producción de abono bocashi gracias a nuestro programa de afiliación de amazon.

Última actualización: 12 agosto, 2020 4:57 am

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Deja un comentario

También te puede interesar