Cómo hacer vinagre de madera

Cómo hacer vinagre de madera [Ácido piroleñoso]

El vinagre de madera o ácido piroleñoso es un producto natural que se obtiene de la condensación del humo a través de un proceso artesanal de destilación que permite la extracción de nutrimentos y de algunos principios activos contenidos en la madera que tienen diferentes usos en la agricultura.

Este producto actúa como abono, pero también es un buen repelente y controlador de insectos plaga (gusanos trozadores, masticadores y moscas minadoras) y nematodos. Se extrae fundamentalmente de plantas leguminosas debido a sus propiedades. Se usan ramas con diámetros que oscilan entre los 2 y los 5 cm.

Entre las variedades que dan buen jugo de madera están la acacia, la leucaena, la guaba y la guabilla. Los productores aseguran que se deben tomar en cuenta las fases de la luna para la extracción del jugo sugiriendo hacerlo en luna llena.

Lea también cómo hacer fosfitos

¿Qué es el ácido piroleñoso?

El ácido piroleñoso o «vinagre de madera» es un líquido que se obtiene de la destilación seca de la madera. Está integrado por un 80 a 90% de agua y muchos compuestos orgánicos; entre ellos, el ácido acético y el alcohol metílico.

Materiales para la realización del vinagre de madera.

  • Un terreno plano de 3 × 3 m
  • Postes de madera rolliza de 2,50 m × 10 cm de diámetro (6 Unidades)
  • Costaneras de madera de 2,50 m × 5 cm (4 Unidades)
  • Tiras de madera de 2,50 m × 2 cm (6 Unidades)
  • Láminas de zinc corrugado de 2,40 × 1,20 m (2 Unidades)
  • Tubo de latón de 3 m de largo × 8 cm de diámetro (1 Unidades)
  • Codo de latón de 8 cm de diámetro (ángulo de 100º) (1 Unidades)
  • Horqueta de madera (1,50 m) (1 Unidades)
  • Clavos, alambre de amarrar
  • Balde de plástico (30 litros) (1 Unidades)
  • Hierba fresca y paja seca
  • Leña fresca y seca cortada en pedazos de 1,50 y 1,20 m de largo × 5 a 8 cm de diámetro

Elaboración para la obtención del vinagre de madera.

Para la obtención del vinagre de madera deben seguirse los siguientes pasos:

  1. Abrir una fosa en el suelo de 2 m de largo por 1,50 m de ancho y 0,70 m de profundidad.
  1. Cubrir la fosa construyendo una estructura con postes de madera y cubierta de zinc corrugado con una caída que permita el escurrimiento del agua.
  1. Construir zanjas de drenaje alrededor de la estructura que protege la fosa.
  1. Instalar el tubo de latón con el codo en la cabecera de la fosa sosteniéndolo en la parte exterior con el auxilio de una horqueta y abrir un pequeño orificio a 60 cm del codo en su parte inferior (semejante a un pico de gallo) colocándolo debajo el balde de plástico (figura 6, página siguiente).
  1. Apilar la leña dentro de la fosa acomodándola hasta 15 cm antes del borde y cuidando que en la parte inferior de la fosa quede un espacio de 50 cm.
  1. Cubrir el espacio faltante para llenar la fosa con hierba fresca y seca y completar la cobertura aplicando tierra hasta lograr el nivel original del suelo.
  1. Encender la leña por la parte inferior de la fosa utilizando como combustible un pedazo de vela o un poco de cebo de animal y luego tapar la fosa con un tablón.

8. Cuando se inicie la combustión que puede durar algunos días el humo empezará a escapar por el tubo de latón.

  1. Taponar el tubo con un pedazo de lana, hilazas o paja seca para obligar al humo a revolverse de manera que al pasar por la sección fría del tubo se condense y caiga el vinagre en el balde a través del orificio practicado en la parte inferior del tubo.
  1. Al concluir la combustión de la leña se obtendrá una carga de aproximadamente unos 15 a 20 litros de vinagre de madera.
  1. Si se observa que el vinagre de madera tiene una carga de alquitrán, se deben moler 300 gramos de carbón vegetal y aplicarlos sobre el líquido. El alquitrán se adhiere al carbón y puede ser fácilmente eliminado.

Uso y manejo del vinagre de madera.

Para el uso de este producto será necesario elaborar una solución madre a base de 750 ml de vinagre de madera y 250 ml de melaza (miel de caña o de panela).

Se aplicará esta mezcla a los cultivos mediante aspersiones foliares con aplicadores de bajo volumen o a través del sistema de riego con las siguientes dosificaciones:

  • Almácigos de hortalizas; 50 ml de solución madre en 20 litros de agua (2,5 ml/litro) asperjados al follaje cada 8 días.
  • Cultivos hortícolas establecidos; 100 a 250 ml de solución madre en 20 litros de agua (5 a 12,5 ml/litro) asperjados al follaje.
  • Cultivos de frutas; 250 ml de solución madre en 20 litros de agua asperjados al follaje cada 8 a 15 días.
  • Controlar nematodos se recomienda hacer aplicaciones localizadas en drench al pie de las plantas.

Este producto puede almacenarse hasta por 3 meses en recipientes oscuros para evitar que la luz degrade algunos principios.

Abonos líquidos orgánicos

Los abonos líquidos orgánicos son potentes biofertilizantes que ayudaran a nuestros cultivos o cosechas a desarrollarse plenamente. Obteniendo cosechas abundantes, sanas y mucho más nutritivas que si hubiésemos abonado con fertilizantes químicos.

Fuente: Ministerio de agricultura del Ecuador

Cómo hacer vinagre de madera pdf

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Deja un comentario

También te puede interesar