Cómo germinar cualquier tipo semilla.

Germinar cualquier tipo semilla es tarea fácil si seguimos unas pautas establecidas que beneficien a las mismas para activar su germinación. Humedad, temperatura y paciencia son aspectos fundamentales para llegar a tener éxito en la germinación.

Geo GeoJar Geminador, Transparente, 14.5x15x15.5 cm

21,53  disponible
2 Nuevo Desde 18,05€
Envío gratuito
COMPRAR
blankAmazon.es
A partir de 3 diciembre, 2020 7:08 am

Características

  • Fácil de usar
  • Excelente relación calidad-precio
  • Contenedor de agua cerámico
  • Tapón y red de acero
  • Incluye instrucciones fáciles para germinar
Humedad, temperatura y paciencia son aspectos fundamentales para llegar a tener éxito en la germinación. Clic para tuitear

Tipos De Germinación.

Para saber cómo germinar una semilla, existen dos formas efectivas de germinación que vamos a describir seguidamente.

Germinación hipogea.

La germinación hipogea, en la cual una vez que emerge la raíz, el vástago embrionario (plántula) es empujado hacia arriba, dejando los cotiledones en el interior de la tierra. Finalmente, la plántula emerge y produce las primeras hojas verdaderas.

La germinación hipogea tiene lugar en plantas como el guisante (Pisum), la encina (Quercus) y algunos bulbos, en los que los cotiledones y la reserva alimenticia permanecen en el suelo con la raíz.

El vástago en crecimiento emerge únicamente cuando se forman las primeras hojas verdaderas.

Si la semilla se encuentra a la profundidad suficiente, tendrá una buena oportunidad de sobrevivir en el caso de que el vástago apical resulte dañado ya que podrá producir un segundo brote o brotes.

La germinación hipogea supone una dificultad para los jardineros, porque pueden transcurrir varios meses después de la germinación antes de que sea visible cualquier señal de crecimiento.

Cómo germinar cualquier tipo semilla - Germinación hipogea

Germinación epígea.

La germinación es la epígea, cuyo desarrollo de la raíz de la semilla empuja la plántula y sus cotiledones protectores hacia la superficie. Los cotiledones nacen en el ápice del vástago en desarrollo hasta que se producen las primeras hojas verdaderas.

Las plantas como el tomate (Lycoprsicon) y el haya (Fagus) emergen elevando los cotiledones por encima de la superficie (germinación epígea) al mismo tiempo que se desarrolla la radícula. Si el tejido apical se congela o muere, el crecimiento se detiene.

Una ves iniciada la germinación, si los niveles de humedad, luz, aire o calor disminuyen, la semilla puede morir rápidamente.

Cómo germinar cualquier tipo semilla - Germinación epígea

Condiciones Necesarias Para La Germinación.

Antes de que una semilla seca pueda empezar a desarrollar debe volver a hidratarse, pues el agua hace que la cubierta de la semilla se hinche y estalle.

La mayoría de semillas doblan su tamaño antes de germinar. El desarrollo del embrión de la semilla consiste en un proceso bioquímico complejo y se requieren grandes cantidades de oxígeno para liberar las reservas energéticas de la semilla.

Sí el suelo o sustrato es muy compacto o está congelado, anegado o calcinado, el oxígeno no llegará al embrión y éste no será capaz de respirar.

Normalmente, el aumento de las temperaturas durante la primavera favorece la germinación, lo que permite que las plántulas tengan tiempo de establecerse antes del siguiente invierno.

Las temperaturas adecuadas para cada planta varían de forma considerable: mientras que Fraxinus excelsior germina a 2º C, una vez finalizado su periodo de latencia, las semillas de los geranios germinan mejor a 25º C.

La temperatura media suele ser de 8-18º C en climas templados o de 15-24 ºC en climas cálidos. A temperaturas altas la germinación se puede ver retrasada.

Por otro lado, proporcionar calor en exceso mediante medios artificiales resulta caro y puede causar una latencia secundaria.

Algunas especies necesitan luz para germinar, en especial la de semillas muy finas, que apenas cuentan con nutrientes de reserva para alimentar al embrión. Ejemplos de ello son mastuerzos (Lepidium sativum), la lechuga (Lactuca) y el abedul (Betula).

Se puede utilizar luz artificial, aunque para cubrir semillas sembradas a poca profundidad en sustrato ocurrir la superficialmente con vermiculita, debería bastar la exposición a la luz natural durante la primavera y el verano.

Casi todas las semillas, si se siembran a una profundidad excesiva, pueden morir o permanecer inactivas, ya que no pueden reconocer cuando la luz de la superficie es suficiente para desarrollarse.

Cómo regla general, es mejor cubrir las semillas a una profundidad que sobrepase su propio tamaño.

Algunas semillas pueden detectar los niveles de rojo de la luz para evitar germinar a la sombra, cómo bajo los árboles, dónde las hojas verdes absorben las ondas de color rojo.

Recolección Casera De Semillas.

Como regla general en la recolección de semillas, si se recoge semillas del jardín, estas deben pertenecer a una especie, no a un híbrido. Clic para tuitear

La calidad de los vástagos de un híbrido (a menos que se estabilicen para su cultivo como variedad) puede variar mucho de un ejemplar a otro: algunos serán tan buenos como los progenitores o incluso mejores, pero casi ninguno será idéntico al original.

Intente recoger las semillas de una planta vigorosa, prolífica y que se encuentre aislada de otras especies similares, con lo que el riesgo de hibridación natural será menor y las plántulas tendrán un aspecto muy similar al de sus progenitoras.

He aquí algunas de las ventajas de la recolección casera de semillas:

  • Las semillas con baja viabilidad presentan un mayor porcentaje de éxito en la germinación si se plantan frescas.
  • Recolectar semillas en su punto justo de maduración puede evitar la latencia química de la semilla. Una recolección temprana también permite tratar las semillas antes de la siembra con el fin de romper las complejas latencias que tienen lugar antes de la germinación.
  • Es posible obtener un gran número de plantas a bajo coste.
  • Las semillas tenidas en un jardín con frecuencia producen plantas mejor adaptadas a las condiciones locales, en especial en el caso de las hortalizas. Un progenitor resistente no produce necesariamente un descendiente con las mismas características, pero las probabilidades de que esto suceda son mayores.
  • Incrementar el número de ejemplares exóticos a partir de semillas recolectadas ayuda a conservar las poblaciones de estas especies en su medio natural, al reducir su demanda.
  • Se preservan las poblaciones existentes de especies, en especial hortalizas, que no se encuentran disponibles en establecimientos comerciales, al tiempo que se favorece la diversidad genética dentro del género.

#10 métodos sobre el germinado de semillas.

Videos imprescindibles para tener éxito a la hora de germinar cualquier tipo de semilla.

Cómo Germinar Cualquier Tipo Semilla PDF

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

2 comentarios en «Cómo germinar cualquier tipo semilla.»

    • Hola Hugo. La germinación de semillas es un mundo a estudiar y practicar. No todas las semillas germinan del mismo modo, aunque el titulo de este artículo asi se refiere. Tienes libros, canales de youtube y un montón de páginas web para aprender a germinar semillas. Saludos.

      Responder

Deja un comentario

También te puede interesar