Bioestimulante agrícola de crecimiento

Bioestimulantes agrícolas de crecimiento en plantas y árboles.

Los bioestimulantes agrícolas son actualmente muy usados por muchos/as agricultores/as. Su uso mejora significativamente el inicio de la germinación y un aumento de crecimiento en las primeras fases vegetativas de plantas y árboles.

La aplicación de bioestimulantes sobre los terrenos de cultivo, está muy supeditada a las condiciones de los mismos. Ya que, si tratamos de estimular un enraizamiento en un sustrato pobre o suelo deficiente, no conseguiremos resultados positivos. Además, hay ciertos factores que perjudican la bioestimulación que comentaremos más adelante.

La agricultura orgánica nos ofrece varias fórmulas para la realización de bio-fertilizantes estimuladores de crecimiento y la creación de hormonas de crecimiento caseras. Formulas realizadas por medio de la fermentación con resultados altamente positivos.

En anteriores artículos, ya describimos algunas sustancias y/o componentes que ofrecen la estimulación como; triptófano, arginina, asparagina, polisacáridos, saponinas, vitaminas, ácidos húmicos, etc. Si quieren repasar sus funcionalidades le invitamos a leerse estos dos artículos.

Artículos relacionados sobre bioestimulantes agrícolas

¿Qué son los fitorreguladores?

Aminoácidos en cultivos orgánicos

¿Qué son los bioestimulantes agrícolas?

bioestimulantes agrícolas
Fuente: http://www.bioestimulantesagricolas.net/

Los bioestimulantes agrícolas son sustancias y/o microorganismos activos cuyos componentes y aplicación sobre plantas ó a la rizósfera van a promover el enraizamiento, crecimiento y maduración de plantas y árboles.

Según Navarro (2015) define el concepto de bioestimulación como “el arte de saber inducir, promover o retardar un proceso fisiológico”.

La bioestimulación consiste en el arte de saber inducir, promover o retardar un proceso fisiológico. (Navarro 2015) Clic para tuitear

¿Cómo funcionan los bioestimulantes agrícolas?

Su función principal es la de estimular el sistema radicular de las plantas y los procesos simbióticos que se producen en el suelo. Su aplicación mejora o beneficia la absorción o eficiencia de nutrientes, la tolerancia al estrés abiótico, y la calidad de los cultivos independientemente de su contenido de nutrientes.

Su uso vía foliar mejora rápidamente los estados fenológicos debido a su rápida absorción por plantas y árboles. Consiguiendo un aumento significativo en las cosechas y aumentando la salud de los cultivos.

Cómo hacer bioestimulantes para plantas.

La agricultura orgánica nos ofrece cantidad de formulaciones y mezclas para la realización de bioestimulantes. Si busca alguna específica, le recomendamos hacer una búsqueda por componente dentro del portal EEA.

Seguidamente vamos a describir una formulación para estimular el enraizamiento de plantas y árboles.

Cómo hacer bioestimulante para enraizamiento.

Este producto favorece la germinación, inducción de tallo y raíces secundarias en almácigo, activador inmunológico, mineralizador, activador de fósforo, nematicida y repelente de trozadores, trips, áfidos y salta hojas.

Ingredientes y materiales necesarios.

  • 1 bidón de plástico con capacidad de 100 litros.
  • 12 kg de hojas de ortiga.
  • 4,5 kg de diente de león (Taraxacum officinale weber)
  • 23 kg de estiércol fresco de vaca.
  • 4,5 kg de harina de rocas.
  • 1 pedazo de malla o costal.
  • 1 molino de mano.
  • 50 litros de agua (preferentemente de lluvia o reposada)

Paso a paso para la elaboración.

  1. En el bidón de 100 litros añadir 23 kg de estiércol y los 50 litros de agua.
  2. Moler o macerar la ortiga y el diente de león.
  3. Añadir el macerado al barril con el estiércol fresco de vaca.
  4. Remover con una paleta durante diez minutos para mezclar bien todos los ingredientes.
  5. Colar la mezcla en otro depósito y regresarla de nuevo al barril plástico.
  6. Añadir harina de rocas batiéndolo y dejarlo reposar por 24 horas a la sombra tapado en el barril con sello de agua.
  7. Almacenar en recipientes adecuados. Se recomiendan envases plásticos limpios y libres de químicos.

Almacenamiento.

Su vida útil es de 3 meses por la inestabilidad de sus componentes.

Dosis de uso, período y momento de aplicación.

Semilleros.

  • Vía foliar. 100 cc / 1 galón de agua o 100 cc / 3,7 litros de agua.

Aplicar antes de la siembra, al sembrar y una vez a la semana, hasta la formación de hojas verdaderas.

Cultivos establecidos.

  • Vía foliar. 1 litro / 20 litros de agua.

Aplicar al follaje y al pie del tallo. 2 veces por semana.

Recomendaciones: Las aplicaciones se recomiendan temprano en la mañana o en días nublados, para prevenir su evaporación o degradación.

Resultados que se logran.

  • En semilleros, activa la germinación, fortalece el plantín, conserva la humedad del sustrato y lo protege contra el ataque de trozadores.
  • Fortalece el tallo, aumenta la cantidad y vigor de las raíces en almácigos.
  • En el campo o terreno definitivo, acelera el establecimiento de la planta, protegiéndola del ataque de trozadores, trips, áfidos y salta hojas, promueve el rebrote basal en aromáticas y frutales después de podas y cortes.

Fuente original de la formulación: Fundesaryrum

Fuentes consultadas.

  • intagri.com
  • tradecorp.mx
  • bioestimulantesagricolas.net
  • fundesyram.info

Bioestimulantes agrícolas de crecimiento en plantas y árboles pdf

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Deja un comentario

También te puede interesar