Cómo hacer purín de ortigas

Cómo hacer Purín de ortigas o Hidrolato de ortiga (Urtica dioica sp)

El «purín de ortigas» es el extracto fermentado más usado en huertas, casas, jardines y fincas orgánicas. La ortiga tiene grandes propiedades en sus diferentes formas de disolución. La podemos usar en infusiones, macerados y extractos fermentados. En este artículo vamos a describir las formulaciones más utilizadas como fertilizante, y sus propiedades «fungicidas», «insecticidas» y repelentes.

Millones de hortelanos/as y jardineros/as llevan estudiando las propiedades de la ortiga para su uso sobre plantas, árboles frutales y terrenos de cultivo durante mucho tiempo. Dentro del maravillosos mundo de las plantas, hay que saber diferenciar la ortiga blanca (Lamium album. Lamiáceas) de la ortiga común (Urtica dioica sp). Se diferencian principalmente en que la ortiga blanca no pica (nos referimos elementalmente a cuando la tocamos).

La ortiga común es la que nos interesa, con ella vamos a trabajar en la realización de insumos fáciles de realizar, ricos en Nitrógeno y con más características que iremos contando más adelante.

¿Qué es el purín de ortigas?

Cuando nos referimos a extractos vegetales para uso en suelo cultivable o sobre plantas, la palabra purín está mal dicha. Ya que la realización de extractos fermentados, infusiones y macerados, siempre se refieren a cuando se trabajan con especies vegetales.

Se llaman purines o purín, cuando en la realización de insumos se utilizan estiércoles o componentes de origen animal. Así, podemos decir que el purín de ortigas es un extracto fermentado a base de ortigas. 😉

¿Qué características tiene la ortiga?

La ortiga es una planta vivaz con rizomas carnosos, cuya característica principal es que es urticante. Es decir, que pica. ¿Qué jardinero/a no a sentido el picor y el escozor de la ortiga? 🙂

La pequeña ortiga (Urtica urens), utilizada sobre todo en medicina humana, goza de las mismas propiedades que la gran ortiga, pero su productividad es netamente inferior a su hermana mayor. Por ello, si tomamos la decisión de cultivar ortigas con fines productivos es recomendable usar la gran ortiga.

¿Cuáles con los principios activos del purín de ortigas?

Los componentes principales es una mezcla de compuestos orgánicos y minerales todavía poco conocidos. Uno de los elementos más conocidos es el ácido fórmico. Un ácido metanoico u orgánico de un solo átomo de carbono. Su fórmula química es H-COOH (CH2O2). Esta sustancia también la podemos encontrar de forma natural en hormigas (ciertas especies inyectan ácido fórmico al morder) y abejas al picar.

¿Qué aporta el «purín de ortigas» a las plantas y cultivos?

El «purín de ortigas» o extracto fermentado de ortiga fortifica y estimula la flora microbiana del suelo y la vegetación (mejora la función clorofílica). Además, favorece la descomposición de materia orgánica, incluidos los purines animales (muy utilizado en la activación de compost).

Beneficios del purín de ortigas sobre el suelo y las plantas.

. Su composición tiene altos niveles de Nitrógeno (N) asimilable por las plantas. Este factor es importante ya que ayuda a corregir deficiencias en nitrógeno (Su aplicación más popular es vía foliar sobre las hojas).

Nota: No se han dado casos de sobrefertilización por el uso excesivo.

. Contiene minerales y microelementos necesarios para el crecimiento de las plantas y cultivos. Como: silicio, magnesio, fósforo, calcio y hierro. Recordamos que una planta bien alimentada es más resistente contra ataques de enfermedades, parásitos e insectos.

. Es un eficaz repelente de insectos, principalmente pulgones. Algunos actores han utilizado su plantación para atraer a los pulgones. Una vez que está la ortiga llena de pulgones, se corta y rápidamente se mete en una bolsa de plástico. Se cierra la bolsa y se deja al sol durante un día para deshacernos de la plaga.

. Su principal uso es prevenir enfermedades fungosas como el oídio, la roya y el mildiu. Destacamos que este factor es debido a la nutrición de la planta, más concretamente al silicio o sílice. Ayudando al fortalecimiento general del sistema vegetal.

Nota: El poder fungicida del purín de ortigas es obtenido con el añadido de raíces en el curso de la fermentación (Rolf Peterson. Lünd, Suecia, 1981)

. Aplicación vía radicular por medio de riego estimula las raíces, promoviendo el crecimiento de hojas, flores y frutos.

. Su aplicación ayuda a desinfectar semilleros.

¿Cómo hacer purín de ortigas casero?

La realización es sumamente sencilla y no tiene peligro de toxicidad. Aunque es recomendable usar guantes para evitar picaduras. Su realización se consigue de la siguiente manera.

Paso a paso de la elaboración.

Primeros pasos.

Se prepara una cubeta plástica con capacidad de unos 20 litros e introducimos 1 kg de ortiga fresca (preferentemente ortiga que no haya llegado a florecer pero este bien desarrollada) y añadimos 10 litros de agua (agua de lluvia u osmotizada) y removemos bien.

Nota: El uso de un agua limpia y preferentemente desinfectada es muy importante en la realización del extracto fermentado. Algunos actores toman como referencia el agua en la disminución o el aumento del pH en el proceso de fermentación. La incorporación de tallos jóvenes no modifica el resultado final del insumo.

Paso final.

Buscar un sitio a la sombra y un poco alejado de nuestro sitio habitable. Tapar con una tela (se impide la entrada de insectos) y dejar reposar durante 15 días para que se complete el periodo de fermentación.

Hay que remover el preparado tres veces al día o un mínimo de dos. Utilizar siempre madera (palos, cucharones)

Nota: Algunos actores solo dejan un periodo de fermentación de tres días, con motivos fertilizadores. Otros dejan fermentar por 7 días, con motivos insecticidas/repelentes. Otros dejan fermentar casi treinta días para elevar el número de microorganismos en el compuesto, para uso como repelente o activador de microorganismos del suelo. En todo caso, nosotros podemos experimentar con los periodos de fermentación y sacar nuestras propias conclusiones. 😉

¿Cómo aplicar purín de ortigas?

La fórmula más utilizada es una mezcla de una parte de purín de ortigas por 9 partes de agua. Pero como comentamos anteriormente existen métodos de aplicación diferentes según el periodo de fermentación. Así, que EEA recomienda experimentar, apuntar resultados y sacar vuestras propias conclusiones. Es la mejor forma de dar con la clave en muchos tratamientos orgánicos, ya sean para fertilizar, como para la lucha y el control de plagas. 😉

El purín de ortigas lo podemos almacenar en la nevera durante aproximadamente 2 meses. Se recomienda hacer la justa medida para su aplicación.

¿Cómo usar purín de ortigas?

El purín de ortigas se puede usar de diferentes maneras, todo depende del objetivo que estamos buscando. Así, dependiendo de la situación se tomará las siguientes referencias.

Estimulante de enraizamiento y germinación de semilla.

Remojar durante 30 min si es extracto puro o durante 12 horas en extracto diluido al 20%. Esta misma dilución permite reforzar los efectos del embadurnado de raíces cuando se planta un árbol de raíz desnuda, y al plantar hortalizas también con raíz desnuda (puerro, col, lechuga, tomate …)

Repelente de insectos.

Tiempo de fermentación y reposo alrededor de 30 días. Dilución al 20%.

Se aplica los tres primeros días y cada 15 días vía foliar.

Fertilizante.

Tiempo de fermentación aproximadamente 7 a 9 días (depende de la temperatura). El estado óptimo del purín se observa cuando en la parte superior del cubo o bidón se produce una espuma blanquecina. Ojo, no confundir con la espuma que se crea por la acción de remover.

Diluir 1 parte de extracto por 9 partes de agua y aplicar vía foliar cada 7 días. Si se observa deficiencia en Nitrógeno, se puede aplicar cada tres días hasta corregirla.

Para riego diluir 3 partes de extracto por 9 de agua. Aplicar una vez a la semana. Además de aportar nitrógeno, el purín ayuda en la descomposición de raíces muertas. Oxigenando la tierra o sustrato y dejando hueco para nuevas raíces.

¿Cuantas fórmulas orgánicas existen cuyo componente principal es la ortiga?

Esta pregunta nos la hacen muchos de nuestros lectores. Sinceramente cada agricultor/a siempre experimenta con sus plantas o cultivos para obtener beneficios positivos en diferentes aspectos (el más destacado como es elemental, la producción). Por tal motivo, no podemos generalizar con una cifra concreta, pero sí os vamos a describir dos de las formulaciones más utilizadas y experimentadas en el mundo. 😉

¿Cómo hacer una decocción de ortiga casera?

Esta formulación está validada por el Jardín Botánico José Celestino Mutis en los huertos promovidos por su Programa de Agricultura Urbana en la ciudad de Bogotá, Departamento de Cundinamarca, Colombia.

Los biocontroladores a base de extractos de plantas mantienen nuestras plantas o cultivos orgánicos libres de plagas o enfermedades molestas.

Ingredientes y materiales para la realización de un litro de insumo.

  • 500 gr. de plantas fresca de Ortiga (Urtica urens)
  • Agua, 1 litro (de lluvia o reposada).
  • Una cucharada de jabón coco (no detergente).
  • Olla para cocción
  • Recipiente no metálico y cucharón de madera.
  • Fuente de calor.

Paso a paso de la preparación.

  1. Macerar 500 grs. de hojas fresca.
  2. Mezclar el macerado en 1 litro de agua.
  3. Calentar a fuego lento hasta hervir.
  4. Adicionar una cucharadita de jabón coco.
  5. Dejar enfriar, colar y guardar.

Dosis recomendada.

  • 0,5 litros por m². Dependiendo del estado fenológico del cultivo, desarrollo del follaje, etc.
  • Su disolución será del 10%. (10 litros de agua / 1 litro de preparado).

Aplicación.

  • Asperjar mediante bomba de espalda o con regadera, sobre hojas, frutos, flores y el suelo. En todo el periodo de desarrollo de la planta.

Almacenamiento.

  • Se recomienda utilizarlo dentro de las 48 horas de elaborado.

Fuente: Jardín botánico de Bogotá.

¿Cómo hacer una infusión de ortiga para plantas?

Esta formulación es muy sencilla y actuaremos de la siguiente manera:

En un recipiente con capacidad de más de 10 litros, incorporar 1 kg de ortiga fresca y añadir 10 litros de agua. Dejar reposar por 12 horas.

Cómo usar la infusión de ortiga.

Se diluye al 10% para uso como insectifuga o repelente. Contra pulgones, ácaros, carpocapsa. A veces actúa como insecticida en cierto tipos de pulgones.

Fuente: La fertilidad de la tierra.

¿Dónde comprar purín de ortigas?

Si no dispone de tiempo para fabricarse su propio purín de ortigas, lo puede comprar en cualquier centro especializado de jardinería o tiendas relacionadas con el sector agrícola. También, disponemos de enlaces de afiliación de Amazon que le mostramos a continuación. 😉

Cómo hacer purín de ortigas pdf

Política de Comentarios de EstoEsAgricultura


Responsable: EstoEsAgricultura | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Deja un comentario

También te puede interesar